Categorías

Newsletter

Marcas

El mito de los deberes. ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia? (Alfie Kohn) Ampliar

El mito de los deberes. ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia? (Alfie Kohn)

Khon plantea medidas concretas para cambiar lo que ocurre en las escuelas (y en nuestras casas) con el fin de rescatar el gusto por aprender de nuestros hijos y el bienestar en nuestras familias.

Más detalles

El mito de los deberes. ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia? (Alfie Kohn) <p style="text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt; color: #00363e; font-family: verdana; line-height: normal;">Estamos muy familiarizados con las pegas de los deberes: frustración, cansancio y peleas. La mayoría entendemos que esto merece la pena porque mejoran el aprendizaje de nuestros hijos y les enseñan hábitos de estudio y responsabilidad. </span></p> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;"><br /></span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">La investigación muestra que no es así. No promueven la autonomía ni unos buenos hábitos de estudio. No proporcionan ningún beneficio académico para los alumnos de primaria y existen serias dudas sobre si son recomendables para los estudiantes de secundaria. </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;"><br /></span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">Entonces, ¿por qué les obligamos a hacer una doble jornada cuando vuelven a casa? </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;"><br /></span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">El incisivo análisis de Kohn pone de relieve tres causas: </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">• un conjunto de creencias equivocadas sobre el aprendizaje, </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">• una desconfianza hacia la infancia y la juventud, </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;">• y un enfoque de la educación cada vez más contaminado por la competición. </span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;"><span>Khon plantea medidas concretas para cambiar lo que ocurre en las escuelas (y en nuestras casas) con el fin de rescatar el gusto por aprender de nuestros hijos y el bienestar en nuestras familias.</span><span></span><br /></span></div> <div style="color: #00363e; font-family: verdana; font-size: 13px; line-height: normal; text-align: justify;"><span style="font-size: 10pt;"><br /></span></div>
20,20 €

4 otros productos de la misma categoría:

Estamos muy familiarizados con las pegas de los deberes: frustración, cansancio y peleas. La mayoría entendemos que esto merece la pena porque mejoran el aprendizaje de nuestros hijos y les enseñan hábitos de estudio y responsabilidad. 


La investigación muestra que no es así. No promueven la autonomía ni unos buenos hábitos de estudio. No proporcionan ningún beneficio académico para los alumnos de primaria y existen serias dudas sobre si son recomendables para los estudiantes de secundaria. 

Entonces, ¿por qué les obligamos a hacer una doble jornada cuando vuelven a casa? 

El incisivo análisis de Kohn pone de relieve tres causas: 
• un conjunto de creencias equivocadas sobre el aprendizaje, 
• una desconfianza hacia la infancia y la juventud, 
• y un enfoque de la educación cada vez más contaminado por la competición. 
Khon plantea medidas concretas para cambiar lo que ocurre en las escuelas (y en nuestras casas) con el fin de rescatar el gusto por aprender de nuestros hijos y el bienestar en nuestras familias.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

El mito de los deberes. ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia? (Alfie Kohn)

El mito de los deberes. ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia? (Alfie Kohn)

Escribe tu opinión